Todo empezó un día navegando por Internet y apareció un video de cómo hacer chocolate en casa. Siempre me ha gustado el chocolate y me interesé en aquel vídeo desde el primer momento.

Busqué información específica de como hacer chocolate y pensé que aquello lo podía hacer yo.

Después de leer un poco sobre el tema aprendí sobre el bean-to-bar y de todo lo que significa. No va tan solo de hacer un chocolate magnífico que no tiene nada que ver con el chocolate al que estaba acostumbrado, sino de ayudar a los productores de cacao a obtener un precio justo por su trabajo.

Esto me recordó cuando era productor de fruta en Cataluña y no me gustaba como era el mercado de la fruta… los agricultores no tienen mucho control sobre lo que venden. Por esta razón cambié de trabajo y empecé mi carrera como profesor de informática.

Pensé que podía hacer esto del bean-to-bar y al mismo tiempo ayudar a los productores de cacao. Era un handicap para mi ya que no sabía nada sobre la fabricación de chocolate…

Empecé a aprender todo el proceso y a hacer algunas pruebas. Mi primer chocolate no fue muy bueno, pero continué probando y mejorando. Daba muestras de chocolate a mis amigos y a la familia y un día me dijeron que mi chocolate no era la misma clase de chocolate que se podía encontrar en los supermercados. Sugirieron que podía vender el chocolate.

Primero me sorprendió un poco pero finalmente decidí venderlo. Y no solo venderlo sino participar en los International Chocolate Awards, donde obtuve un Gold prize por uno de mis chocolates en la competición Europea.

— Xavier Palau, Chocolate Maker —

Este sitio web utiliza cookies para mejorar la experiencia del usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.

 

 

ACEPTAR
Aviso de cookies